Saber escuchar, un pilar fundamental en las habilidades de comunicación

Seguro que has escuchado muchas veces que escuchar no es lo mismo que oír. Y si no te suena eso, es porque quizás, en lugar de escuchar, oías. En el siguiente artículo hablamos del arte de la escucha y cómo te puede ayudar a resolver mucho de tus problemas en las relaciones sociales.

“Saber escuchar”, aunque parezca algo obvio, básico y que todos lo sabemos hacer, es en realidad todo un arte.

La escucha requiere un esfuerzo de nuestras capacidades cognitivas y empáticas. Escuchar es factor muy importante en la comunicación, ya que muchas veces pasamos más tiempo pendientes de lo que nosotros pensamos y de lo que nosotros decimos en vez de escuchar al otro.

La mayoría de los problemas internos de una empresa se dan debido a una mala comunicación. Y la comunicación no sólo depende de saber comunicar, también entra en juego el saber escuchar.

No saber escuchar bien puede acarrear problemas como hablar por encima de los demás, poca atención y problemas al delegar, negociar y presentar ideas, entre muchas otras.

Un buen líder debe manejar el arte de la escucha activa. A continuación indagaremos en este arte, ¿Qué es escuchar y en qué se diferencia de oir? ¿Qué factores influyen? ¿Cómo podemos mejorar?

¿Qué es escuchar? Diferencia entre escuchar y oír.

Según Karl Rogers, psicólogo americano, definió la escucha activa como “un término genérico para definir una serie de comportamientos y actitudes que preparan al receptor a escuchar, concentrarse en la persona que habla y a proporcionar respuestas

Por otra parte, según la Real Academia Española encontramos la siguiente definición.

Entonces Y, ¿qué es por el contrario, oír?

Como hemos podido observar escuchar implica atender, y prestar atención a lo que se oye. Sin embargo oír hace referencia a la percepción de los sonidos.

Ahora, quiero que reflexiones un momento sobre ello. En tu vida diaria ¿Escuchas o oyes?

La escucha va mucho más allá de atender sonidos, la escucha implica sintonizar con los demás, conseguir ponerte en su lugar. Es intentar imaginar en tu propia mente lo que ellos están pensando en ese mismo momento y, una vez dentro de la cabeza de tu receptor, trabajar con sus pensamientos para resolver problemas.

Tras haber ayudado a personas a mejorar sus habilidades sociales y sus relaciones tanto profesionales como personales, me he dado cuenta de que saber escuchar es uno de los factores más básicos para establecer una buena comunicación

Esto me ha hecho plantearme de manera más profunda este arte y he investigado bastante sobre ello. Quizás había varios niveles, ya que muchas veces observas a gente que no escucha y simplemente sonríe y asiente a todo, otros que se enteran por partes, gente simplemente atendiendo a los hechos o, en estado de alerta escuchando con muchísima más motivación que cualquier otra persona.

Es ahí cuando te das cuenta de que, cuando verdaderamente sabes escuchar, las buenas conversaciones nacen solas. ¿Qué es lo que sucede en nuestra mente cuando conversamos con otra persona? ¿Por qué cada 12-15 segundos desconectamos y comenzamos a pensar en el pasado o futuro?

El arte de saber escuchar: factores que intervienen en la escucha.

Conocimiento del otro.

Mientras más conozcamos a una persona, su historia, sus gustos, su estilo comunicativo y sus intenciones, más efectiva será la escucha. Muchas veces, cuando conocemos muy bien a alguien, con solo una mirada sabemos cómo se siente y lo que verdaderamente quiere decir.

El conocimiento del otro es un factor por tanto que influye de manera notable en qué entendemos y cómo lo entendemos cuando escuchamos.

Nuestro cerebro se desactiva cada 15 segundos

Cada vez que estamos escuchando a alguien, aproximadamente cada 15 segundos nuestro cerebro desconecta.

Por ejemplo, estás hablando con alguien y de repente en tu cabeza empiezas a pensar ¿Qué cocino esta noche? ¿Estará enfadado conmigo mi jefe por lo de ayer? ¿Ganará este fin de semana mi equipo de fútbol? Tengo que llamar a mi madre.

Seguro que te suena, es algo que nos ocurre a todos constantemente. Para evitarlo debemos intentar procesar en todo momento y concentrarnos en lo que dice el otro, visualizarlo en nuestra mente, de esta manera será más fácil no pensar en otras cosas.

La subjetividad de los hechos

Otro factor que influye en la escucha activa es la objetividad y la subjetividad. Es decir, cuando hablamos sobre hechos, creemos que ambas partes de la conversación, emisor y receptor, estamos hablando sobre lo mismo. Pero no es del todo así.

Cada persona tiene distintas concepciones y asociaciones distintas sobre  hechos reales, por lo que quizás, puedes pensar que, al hablar sobre un tema específico, esa persona está visualizando en su mente lo mismo que tú, pero nada más lejos de la realidad.

Debido a esto la comunicación en las empresas muchas veces se torna difícil, ya que cada persona interpreta la información de manera diferente. Explicar las cosas de una manera mucho más detallada para que el receptor se haga una idea mucho más cercana a nuestros pensamientos nos ayudará a una comunicación más efectiva.

saber escuchar

Algunas recomendaciones para mejorar nuestra escucha.

  • Visualizar lo que la otra persona nos quiere transmitir nos ayudará a no distraernos y a captar mejor su mensaje.
  • Olvídate de ti mismo y céntrate en tu interlocutor. Deja tus preocupaciones para más tarde.
  • Analiza su comunicación no verbal. Muchas veces los gestos dicen más que las palabras.
  • No interrumpas innecesariamente. Es muy desagradable y rompe el hilo de la conversación.
  • Demuestra interés y ponte en su lugar. Esto te ayudará a empatizar con el otro y a reforzar una comunicación más útil.

 

Como has podido observar la escucha es una habilidad que se puede mejorar y desarrollar con la práctica. En las instituciones es cada vez más importante mejorar las habilidades comunicativas para conseguir un ambiente laboral más dinámico y una consecución de los objetivos mucho más efectiva.

Espero que te haya sido de utilidad el artículo, no dudes en compartirlo si lo deseas. Hasta la próxima.

No hay comentarios

Agregar comentario